27 de mayo de 2016

Canastilla de bebé (2ª parte)

Hoy os voy a enseñar las últimas cositas que añadí a la canastilla de bebé de mis amigos.
La semana pasada os mostré alguno de los contenidos más prácticos pero también había que poner algunos juguetes. Yo me encargué de esa parte.
Los más complejos y grandotes han tenido su entrada aparte. Fueron este muñeco de lana y este osito de tela.

También añadí este juguete de cintas. La verdad es que no sabía que existían pero buscando información sobre juguetes para bebé encontré este tutorial hecho por María José Trigueros del blog Coso que te coso aquí y me lo anoté porque parecía fácil de hacer.
Busqué entre mis telas más coloridas e hice dos:


También hice un sonajero con forma de oso panda.
Espero que con tanto meneo que va a tener, la cabeza resista cosida al cuerpo...


Se me olvidó hacer la foto después de haber bordado en blanco el centro de los ojos. Eso mejoró bastante la expresión del osito. Lo digo, porque sin eso, el resultado es un poco tétrico, jeje.

20 de mayo de 2016

Canastilla de bebé (1ª parte)

Me he estado divirtiendo mucho haciéndole algunas cositas al bebé de unos amigos. Todavía no ha nacido pero como la fecha se acerca, ya le he entregado mi particular canastilla a los papás. Espero que les pueda ser útil!

Algunas cosas ya os las había enseñado, como este muñeco para bebé y este osito de tela que usarán para decorar la habitación. Otras las compré, como la cesta donde iba todo esto y que se me olvidó fotografiar...

En esta ocasión, he contado con ayuda de mi hermana. A ella se le da muy bien trabajar con lana y le pedí que hiciera una mantita. Yo compré la lana y elegí el color. Como por aquel entonces no sabíamos el sexo del bebé, me decanté por un color verde clarito. Ella eligió el motivo para tejerla. Así quedó:



Además colaboró con estos pañitos, a los que hizo un borde a ganchillo. Aquí ya sabíamos qué iba a ser una niña, así que fue con un color rosa tradicional.



De las cosas que puse en la cesta, estos son los contenidos más prácticos. La semana que viene os enseñaré los juguetitos que hice para el bebé...

13 de mayo de 2016

Unicornio amigurumi

Desde que lo vi, quise hacer este unicornio. El único problema es que la primera vez que lo encontré, yo todavía no sabía hacer amigurumis.
Con el tiempo, y con nuevos proyectos por el medio, me olvidé de él, pero nos volvimos a encontrar hace poco (todo culpa de Pinterest) y ahora sí que he podido hacerlo.


El patrón en español lo encontré el el blog Amigurumies. No es difícil de hacer aunque tiene muchas piezas que hay que coser entre ellas y todavía me cuesta que queden bien.

El unicornio es un bebé y todavía no se tiene en pie. De hecho fue complicado hacerle las fotos, porque yo quería ponerlo bien y el pobre acababa escurriéndose hasta acabar despatarrado... Mirad, mirad!!




Pero incluso con problemas de equilibrio, el pequeñín ha sido adoptado y me cuentan que es muy feliz en una casa que está llena de unicornios, porque la dueña adora a este tipo de animal y los tiene en toda clase de versiones.

6 de mayo de 2016

¡Ya llegó!

¡Ya llegó! ¡Ya llegó!

Hace un tiempo, cuando os enseñaba este estuche, os decía que lo había hecho por una razón en concreto. Pero que no iba a deciros nada todavía porque había comprado por internet, y al lejano oriente, e iba a tardar en llegar para poderlo explicar.
Pues bien, como dice el título ya ha llegado mi pedido y este es el motivo:


Y os preguntaréis: ¿una agenda? ¿un organizador? ¿una libreta?
Pues no. Se puede usar como agenda, como libreta o como organizador, pero es LA LIBRETA, así con mayúsculas y subrayado. Parece una tontería pero es la que yo quería desde hace mucho tiempo y no encontraba.


Si la veis por el interior, las hojas no están sujetas de forma fija, sino que se pueden poner y sacar porque que las anillas se abren. El exterior está hecho de una imitación de cuero que es muy suave y blandito. ¡Y el color es precioso!.
Tiene justo los detalles que yo quería. Las libretas normales también me gustan, pero más de una vez me he quedado con pena al agotar las hojas y saber que no la podré volver a usar.

Y seguiréis diciendo. Vale, sí, muy bonita pero ¿y el estuche?
Pues el estuche tiene su motivo. Después de comprar mi nueva libreta (yo la llamo así porque este es el uso que le voy a dar) entré en un frenesí de compras compulsivas para acompañar a mi nueva adquisición con los complementos necesarios.


Bolígrafos de colores, pegatinas, cinta de pegar decorativa, cinta correctora... ¿ahora entendéis por qué necesitaba un nuevo estuche?


En cuanto al uso tenía pensado convertirla en mi nueva libreta de recetas. Así podré tenerlas ordenadas y sacar y poner las hojas cuando necesite consultar mientras cocino. En caso de desastre solo tendré que volver a reescribir esa en concreto.

Como curiosidad os cuento que me costó un poco encontrar cintas de pegar con motivos de cocina pero al final compré estas dos: una de cupcakes y otra de champiñones para adornar mi libretita.


Ahora mismo me siento como si volviese a ser niña con lápices nuevos.

Lástima que tenga tan mala letra...

3 de mayo de 2016

Otro estuche

¿Os acordáis del estuche que os enseñé el otro día?
En realidad, ese fue el segundo intento. Como me interesaba que saliera bien (o al menos lo mejor posible) hice un primer intento de prueba. No salió del todo mal y me sirvió para hacer pequeños cambios y adaptarlo a lo que yo quería.


En este blog encontré otra forma de hacerlo y me puse a intentarlo. Elegí tela vaquera porque pensé que sería lo suficientemente rígida, pero al final, me di cuenta de que hubiera necesitado ponerle entretela porque queda muy blandito. 

Como parecía que quedaba un poco soso, elegí una cremallera rosa para acompañar y ya puestos rosa también para la cinta de adorno y para la tela del interior.


Con este patrón, el estuche queda algo más grande que el otro modelo, pero es aspecto final es el mismo. 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...