23 de septiembre de 2016

Gato a punto de cruz

Depende del día que me preguntes podré contestaste que me encanta el punto de cruz o que lo odio.

Si lo haces cuando me encuentro la caja donde tengo guardado un cuadro que tengo en proceso y que no he acabado todavía porque me he equivocado en varios puntos y debo deshacer, te diré que lo odio. Mucho.

Pero, otros días, como el que me encontré un esquema de un lindo gatito de un solo color, pequeñito y fácil... pues te diré que me gusta...


... y ya cuando me pongo a hacerlo y lo veo terminado y listo pues diré que ¡me encanta!

Se puede cambiar de opinión, ¿no?

18 comentarios :

  1. Que bonito queda este gatito en monocolor, me encanta! A mi también me pasa, a ratos odiaba el punto de cruz pero cuando lo haces agusto y ves lo bien que queda pues me gusta!

    ResponderEliminar
  2. Pues claro que se puede....pero viendo ese gato creo que adoras el punto de cruz. Es precioso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuánto ayuda que solo tenga un color, verdad? Lo demás, yo creo que SIEMPRE me comido algún punto o he hecho de más, jejeje...
    Besos!! Helena

    ResponderEliminar
  4. A mi me suele pasar, de hecho tengo unos cuantos sin acabar.
    Este tuyo es muy bonito y ha merecido la pena.
    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Que gran verdad niña jajaja Tengo alguna labor que lo que está mal bordado es mas que lo que esta bien y ahí se van a quedar un tiempo :P :P
    El gatito precioso.
    Muxus

    ResponderEliminar
  6. Puedes cambiar de opinión todas las veces que quieras jejeje. El gatito es adorable. Besicos.

    ResponderEliminar
  7. Una labor muy bonita y con mucho trabajo. Seguro que la que tienes guardada y que acabas odiando tiene más colores y mucha dificultad, nos ha pasado a todas jejeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Pero que gatito tan precioso!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Claro que se puede, pues este trabajo del gatito es muy agradecido y te encanta verlo así de bonito sin tanto esfuerzo como requiere uno con más colores.

    Un beso enorme de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito!! y qué comprensibles esos momentos de amor-odio. Cuando eso pase,a otra cosa,y a retomarlo con gusto,que luego salen preciosidades.Me ha encantado el gatito.
    Muchos besos! :)

    ResponderEliminar
  11. Jajajajajaja, suele pasar eso. Cuando te equivocas es un caos total. Pero cuando terminas un trabajo que orgullosa se siente una, a que si???
    Te ha quedado monísimo el bordadito a un solo color. Me encanta!!!
    Feliz domingo ... Besos, Paqui :)

    ResponderEliminar
  12. Jaja y tanto que se puede. A todas nos pasa. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Claro que se puede cambiar de opinión! Cuando las cosas no salen bien una se enrabieta un poco...
    Te ha quedado precioso ese lindo gatito negro!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. En éste caso desde luego que se puede cambiar, con el dibujo tan bonito del gatito que te ha quedado puedes estar satisfecha.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Eso nos pasa a casi todas que cambiamos de opinión según nos salga pero al final merece la pena, te ha quedado de mimo! el bordado.
    Feliz semana
    Besos

    ResponderEliminar
  16. jajaja anda que vaya veranito llevo de descoser.
    Reconozco que el gatito te ha quedado muy gracioso.
    Felicidades.
    Besicos

    ResponderEliminar
  17. Pues creo que me pasa lo mismo que tu, cuando tengo que deshacer lo odio!! Hay veces que he dejado una labor olvidada por deshacerla ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...