29 de mayo de 2015

Entre libros... III

Mary Higgins Clark. Siempre me ha encantado esta autora y me he leído un montón de novelas suyas: Acuérdate de mí, No llores más mi lady, Pálida como la luna, Mientras mi preciosa duerme, Por siempre mía, Testigo en la sombra, El último adiós
Me encantan sus personajes principales, normalmente femeninos y como desarrolla la historia de intriga. Normalmente son libros que me atrapan y no ha sido la primera vez que me quedo despierta intentando llegar al final cuanto antes para saber quién es el asesino.
A pesar de todo esto, hacía años que no leía nada de ella. Sin embargo en los últimos tiempos me he encontrado dos obras nuevas para mí, que son las reseñas que os pongo a continuación. Si he de ser sincera, no me atraparon tanto como las anteriores pero aún así merecen la pena si quieres disfrutas de una historia de intriga en tu tiempo libre.

Dos niñas vestidas de azul

Kathy y Kelly son las hijas gemelas de un feliz matrimonio. La tarde de su tercer cumpleaños sus padres dan una gran fiesta para celebrarlo y esa noche salen a cenar, dejando a las niñas al cuidado de una joven canguro. Nada les hacía presagiar que ese mismo día se desencadenaría la mayor tragedia que podía sucederles: el secuestro de las pequeñas. 
Angustiada, la familia consigue pagar el rescate que les exigen los secuestradores. No obstante, solo les devuelven a Kelly, ya que una de las participantes en el rapto decide quedarse con la hermana. Lo que nadie sospecha es que Kathy y Kelly comparten algo más que un físico idéntico: pueden comunicarse por telepatía en un lenguaje que solo ellas comparten...

Recuerdos de otra vida


La joven abogada Emily Wallace se enfrenta al caso más importante de su carrera. Hace dos años la popular actriz Natalie Raines fue asesinada en su propia casa y su ex marido, Gregg Aldrich, ha sido desde entonces el principal sospechoso de esa muerte. 
A pesar de haberse dedicado en cuerpo y alma a la preparación del caso contra Aldrich, Emily pasa por constantes momentos de duda cuando comienza el juicio. Por un lado, simpatiza con la madre de la asesinada, pero también, desde el primer momento, con Gregg 
La abogada incluso consigue meterse en la piel de Natalie y experimentar emociones que hacen que sienta cierta empatía con el acusado. ¿De dónde provienen esas dudas? ¿Y esos sentimientos tan contradictorios? Emily tiene una corazonada y no dejará de investigar en ello, aunque el juez haya dictado sentencia, aunque ponga su vida en peligro.

26 de mayo de 2015

Otra bolsa de costura

Fue imposible resistirse, después de hacer la primera no pude evitar hace otra bolsa de costura, pero un poco más grande. Y, probablemente, no sea la última.


Aproveché para liquidar un poco más de las telas que ya tengo en casa, para, ya sabéis, tener espacio para cuando compre más, jjejeje algo también inevitable.
Esta tela tiene más cuerpo que la vez anterior, porque tiene guata ya incluida así que mantiene la forma aunque esté vacía.

22 de mayo de 2015

Entre libros... II

Reconozco que, aunque me encanta leer, hay algunos géneros literarios que tengo totalmente abandonados. Las novelas de ciencia ficción son un ejemplo.  
Sin embargo, en estos últimos meses he leído estos dos libros que como veréis por las reseñas entran dentro de este grupo. No puedo decir que me hayan encantado pero tampoco los he odiado, me he quedado en un término medio bastante positivo. Siempre me cuesta internarme en ese mundo nuevo que describen pero al final ha merecido la pena. Si a vosotros os gusta, seguro que podéis darle una oportunidad. 
Además, también he leído algo de autores nacionales, que vergüenza de mí misma, los tengo casi abandonados. 

José Carlos Somoza: La llave del abismo 

Una novela que contiene un secreto. Una llave que el lector tendrá que encontrar. La vida rutinaria de Daniel Kean, joven empleado ferroviario, queda marcada para siempre cuando en un día normal de trabajo descubre a un pasajero con una bomba adherida a su cuerpo. Antes de que pueda reaccionar, el extraño le propone un arriesgado trato... 
A partir de ese momento, la familia de Daniel estará en peligro, y la única posibilidad de salvarles residirá en descubrir quiénes se esconden tras el atentado terrorista del tren. 
Un thriller de ambiente futurista donde José Carlos Somoza, utilizando técnicas narrativas que van desde los juegos de rol hasta las clásicas novelas de aventuras, evoca un universo de sombras cuya explicación final dejará sin aliento al lector. 
Y también es un trepidante viaje a los entresijos de la fe, una reflexión sobre lo que implica matar en nombre de las creencias religiosas y una revelación de lo que realmente se oculta tras ellas.

Rosa Montero: Lágrimas en la lluvia

Estados Unidos de la Tierra, Madrid, 2109, aumenta el número de muertes de replicantes que enloquecen de repente. 
La detective Bruna Husky es contratada para descubrir qué hay detrás de esta ola de locura colectiva en un entorno social cada vez más inestable. Mientras, una mano anónima transforma el archivo central de documentación de la Tierra para modificar la Historia de la humanidad.
Agresiva, sola e inadaptada, la detective Bruna Husky se ve inmersa en una trama de alcance mundial mientras se enfrenta a la constante sospecha de traición de quienes se declaran sus aliados con la sola compañía de una serie de seres marginales capaces de conservar la razón y la ternura en medio del vértigo de la persecución.
Una novela de supervivencia, sobre la moral política y la ética individual; sobre el amor, y la necesidad del otro, sobre la memoria y la identidad. Rosa Montero narra una búsqueda en un futuro imaginario, coherente y poderoso, y lo hace con pasión, acción vertiginosa y humor, herramienta esencial para comprender el mundo.

19 de mayo de 2015

Pochette rouge et creme

Con ese título tan sugerente no pude evitar anotarme a otra propuesta del Foro Bordando Juntos.
La labor consistía en un bordado con diferentes puntos de color rojo y crema, como dice el título, y luego montado en una especie de bolsillo para guardar lo que quisiéramos.
Como veis, no he respetado los colores, trabajé con lo que tenía en casa, así que es verde y amarillo.
Reconozco que se me resistió un poquito, los puntos raros y yo no nos llevamos muy bien hasta que nos conocemos y como no quise deshacer pues seguí hacia delante y no quedó muy simétrico.
Sin embargo, montado y de lejos apenas se nota, jeje.


Aproveché la ocasión para volver a usar los corchetes a presión para el cierre. Por dentro le puse una tela cosida con guata por medio para darle cuerpo. Me ha quedado un sobre acolchadito para poder guardar cualquier cosa.
De momento, lo estoy usando de archivador. Con el tamaño que tiene, entra con holgura medio folio doblado, he podido dejar ordenados algunos documentos que andaban por ahí criando polvo...
Y bien, ¿qué os parece?


15 de mayo de 2015

Entre libros... I

Hay que ver cómo pasa  el tiempo!! Dentro de poco empieza el verano. Normalmente esos meses estivales cierro el blog por vacaciones, sin embargo, esta temporada me planteé dejarlo abierto e ir publicando a un ritmo más pausado. 
Pero, como suele ser frecuente, las cosas no salen como planeamos y muy probablemente este año me despida temporalmente del blog ya a principios de junio.
Tenía planeado hacer unas entradas muy sencillas sobre libros, pequeñas recomendaciones veraniegas con historias ligeras y entretenidas de las que no pude hablar a lo largo de esta temporada y que vendrían bien para esos días más tranquilos.

Como ya tengo alguno de los libros elegidos empiezo desde hoy por si os interesa alguno de ellos.

Agatha Christie: El hombre del traje color castaño

Una bailarina rusa que planea un chantaje, un robo de diamantes en África del Sur, un hombre que muere empujado a la vía del metro de Londres y un extraño pedazo de papel. Éstas son las piezas del rompecabezas que casualmente caen en manos de Anne Beddingfeld, la hija de un famoso arqueólogo, que decide descubrir la trama completa sin importarle los riesgos que debe asumir para ello.


Lo bueno de escritores como Agatha Christie es que fueron tan prolíficos con su obra, que muy probablemente siempre te quede algún libro pendiente de leer. Es lo que pasó a mí, he leído algunos protagonizados por Poirot, Miss Marpple u otros personajes pero siempre me da una alegría cuando llega a mis manos alguna nueva historia que no conozco.
Es el caso de este libro, es un personaje independiente que no vuelve a aparecer en la obra de esta autora o por lo menos yo no he encontrado mención: Anne Beddingfeld.
Es una joven, hija de un eminente historiador que ha vivido cuidando a su padre hasta que este muere. Sin planes de futuro, se embarca en la resolución de un misterio que se cruza en su camino y que la llevan de viaje a África del Sur y a enfrentarse a peligrosos contratiempos.
Personalmente, sigo prefiriendo las historias donde investiga Poirot, pero considero este libro una muy buena opción como lectura para disfrutar en cualquier momento. 

12 de mayo de 2015

Leggin de verano

Tengo que reconocer que compro materiales para mis labores a velocidad más rápida de lo que luego los voy usando. Eso implica en que tengo todo lleno de cosas que quizás algún día use pero hoy está cogiendo polvo.
Me pasaba esto mismo con un retal de tela elástico que tenía por casa. Cuando lo compré estaba en el montón de corte para falda, es decir, que no era muy grande. Podía hacer un falda, pero nadie la iba usar o podía probar a hacer otro leggin pero corto, que a día de hoy es lo único que sé hacer.
Una vez que tuve esto claro me puse manos a la obra. Aún tenía el patrón del último que hice y cabía justo en la tela. Pero justo, justo a poco más y no me entra en la parte más ancha.
Luego a coser. ¿Sabíais que hay agujas especiales para tela elástica? Yo no, pero ahora ya lo sé. Fue difícil de coser con la aguja normal pero al final si cosía a velocidad muy muy lenta no se me rompía el hilo ni saltaban las puntadas... Si alguna vez me da por la tela elástica ya me compraré agujas específicas.


Como os decía, al ser un retal para falda me faltó tela para el largo de la pierna, así que será corto. Aún no he decido a qué altura así que de momento aún no he terminado los bajos.


Para terminar, quiero agradecer a Rosss del blog Las pequeñas creaciones de Rosss que me haya concedido este premio. Como siempre es un orgullo que se acuerden de mí. No dejéis de visitarla para que veáis lo versátil que es su blog!!

8 de mayo de 2015

Probando los snaps

Si hace unas semanas, alguien me hubiera hablado de snaps, no hubiera sabido a que se refería. Por el nombre no me sonaban pero sí los había visto y me parecían muy interesantes.
Cuando relacioné el nombre con esos cierres a presión tan prácticos, hice una de esas compras compulsivas rápidas y ya tengo en casa unos cuantos. En cuanto tuve tiempo me puse a probarlos y fui sacando fotos del proceso a modo de minitutorial.

  • Esta es la máquina para colocarlos, es bastante grandota y casi parece un instrumento medieval de tortura, jejje, aunque luego si te fijas no podrías ni aplastarte el dedo...


  • Aquí mas de cerca los snaps. Se componen de cuatro partes. Van por parejas, así como las he puesto en la foto.


  • Usé como prueba una cartera que cerraba con velcro de pegar, pero a día de hoy el adhesivo ya no funcionaba, así que fue la candidata perfecta. Primero hay que hacer un agujerito en la tela, yo lo hice con la punta de la tijera, aunque supongo que habrá alguna herramienta más fiable, tipo punzón. Después se colocan dos de las piezas en la máquina con la tela por el medio y se aprieta fuerte.


  • Así quedan ya colocadas. Las piezas que van por dentro encajan, asegurando el cierre...


... y la pieza que queda por fuera es lisa y queda muy bonita. De hecho, hay snaps de muchas formas y colores, incluso transparentes.


De momento, no los he usado mucho más pero me parece muy prácticos y seguro que le saco provecho. Y vosotras, ¿los habéis usado en algún trabajo?

5 de mayo de 2015

Ama con el corazón abierto

¡Mes de mayo ya! Parece que fue ayer cuando empecé este sal con el Foro Bordando Juntos. Se propuso bordar seis cuadritos de Stoney Creek y el que os traigo hoy es el penúltimo.
Como siempre me ha encantado hacerlo porque al ser pequeño se termina pronto. Y como siempre, también, otro mensaje para hacernos pensar.
El mes que viene, si todo va bien, os presentaré la labor terminada.


Va a ser la primera vez que use charms, así que aprovecho para preguntaros si alguna vez los habéis usado. Los he visto en algunas labores y quedan muy bonitos, ¿pero son prácticos? ¿Al lavar, planchar o enmarcar?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...