31 de marzo de 2015

Tutorial: flor de fieltro tipo margarita (Revisado)

Tengo en mente un pequeño proyecto de reorganización del blog, que me gustaría hacer en algún momento dado pero parece que nunca encuentro el tiempo. Creo que llevo un par de años planeándolo, de todas maneras ¿quién tiene prisa?
Necesitaba recopilar fotos, algunas de entradas antiguas, pero cuando las fui a buscar me di cuenta de que muchas no servían. Jeje, hoy sigo sin sacar fotos buenas, pero cuando empecé el blog todas me salían borrosas y, claro, así las publicaba...  Pensé en simplemente en hacerlas otra vez pero al final he hecho la entrada entera nueva probando cosas diferentes. A ver cómo sale!!
Espero que os guste el cambio, así que os dejo con el tutorial revisado para hacer esta flor en fieltroAquí está el antiguo por si queréis comparar.
  • Paso 1:
  •  Paso 2:
  • Paso 3: como muchas otras cosas, la forma de hacer esta flor la encontré en Internet, pero nunca he vuelto a encontrar la página original, así que pido perdón por no poder citarla. Sin embargo, sí recuerdo que para hacer estos cortes, aunque se pueden hacer con la tijera de toda la vida, se recomendaba usar estas tijeras para hacer la manicura que tienen la punta curvada. Supongo que, de esta manera, el corte saldría más redondeado. 
  • Paso 4

Ya que estaba recordando el tuto, aproveché para hacer algunas florecillas nuevas.



No sé que haré con ellas, pero al ser planas tienen muchas posibilidades...

27 de marzo de 2015

Premio!!

Hoy no tenía pensado publicar nada así que vengo con una entrada rapidita. Susana, del blog La ventana azul me sorprendió con este premio.


Como todo los premios tiene sus normas. Una de ellas es hablar de lo que sientes y lo que te motiva al recibir este premio. Yo siento mucha alegría y al mismo tiempo espero que no se enfaden mucho conmigo cuando se den cuenta de que no voy a seguir las normas...
Así que le agradezco mucho a Susana este premio, os recomiendo visitarla si no la conocéis ya y os deseo a todos feliz Semana Santa por si os vais por ahí o desconectáis un tiempo. A los que os quedáis os veo el martes!!



24 de marzo de 2015

Así va el cuadro

A primero de año os presenté mi nuevo proyecto en punto de cruz. Os comentaba que era un cuadro con motivos orientales, en tonos azulados, con una pagoda en el centro, en primer plano unas flores y todo ello enmarcado con una cenefa.
Como siempre que me embarco en este tipo de proyectos en solitario, el trabajo en cuestión entra y sale de su caja por temporadas. Salió durante un tiempo, bordé un poco y ahora vuelve a estar bien guardadito a la espera de la siguiente ocasión.
El avance en cuestión es una de las esquinas donde se puede ver la cenefa y alguna de las flores, falta perfilarlas pero seguro que os hacéis una idea.


Y aquí con un poco más de perspectiva, para que se ve en conjunto.
Espero que ahora que ya empieza a haber más luz, le de otro empujón y os pueda enseñar pronto como sigue.

20 de marzo de 2015

Probando pollo al vino dulce

Cuando tengo un poco de tiempo libre me gusta cocinar cosas nuevas. No estoy hablando de platos exóticos sino cualquier receta que, aunque sea común para otras personas, yo nunca he probado.
En los últimos tiempo, estoy descubriendo que mezclar sabores dulce y salado no es algo del todo asqueroso (que era mi forma de pensar hasta hace poco) sino que puede estar bien rico. Por esto mismo, nunca había probado el pollo al vino dulce. La verdad es que estaba rico, seguro que vuelvo a probar!!
La receta es muy sencilla :

  • Consigue un pollo, cebolla, aceite, sal y vino dulce.
  • Prepárate para hacer un pollo estofado como hagas habitualmente.
  • Cambia el vino que uses normalmente por vino dulce.
  • Espera a que esté cocinado y a ¡disfrutar!
  • Si necesitas más indicaciones, en este enlace encontrarás una receta de verdad.
Je, je, la verdad es que cociné el pollo como siempre excepto por el vino, que era dulce... 
Conociendo, como conozco al personal que hay por casa, solo pude sacar una foto rápida con el móvil mientras estaba cocinándose porque no me iban a dejar hacer ninguna sesión fotográfica después y menos a la hora de comer...



17 de marzo de 2015

Dragón en punto cruz

Seguro que os acordáis de Mushu, el amigo de Mulán. Si visteis la película seguro que os reísteis mucho con esta escena:

Bien, hace un tiempo se me metió entre ceja y ceja que quería hacer un dragón en punto de cruz. Busqué algunos esquemas pero todos los que encontraba eran muy complicados. Yo quería algo muy sencillo y de un solo color, así que busqué una imagen en google y yo misma me hice el esquema con un programa que tenía entonces y que nunca supe muy bien como funcionaba.
Imprimí el esquema resultante y lo dejé bien a la vista para ver si me entraban ganas de bordarlo. Pero mi hermana fue más rápida y le apeteció hacerlo antes que a mí.


Bonito, ¿no? Era justo lo que yo quería.... excepto por una cosa....
El esquema que yo hice e imprimí era del tamaño de un folio. Tamaño relativamente aceptable para el bicho mítico en cuestión, pero debí poner mal las medidas cuando lo creé porque una cosa era la imagen en el folio y otra cosa mucho más reducida fue el dragón en la tela. O lo que es lo mismo, que es un lagarto, ejem ejem, quiero decir, un dragón en tamaño portátil!!
En fín, ¿qué os parece el mini dragón?

10 de marzo de 2015

Saquitos olorosos en fieltro

Hacía tiempo que no trabajaba con fieltro y me apeteció hacer algo con él. Es un material muy fácil de trabajar pero no se me ocurría nada...
Así que me puse a vagar por Internet a la busca y captura de inspiración. Como siempre tardó algo en aparecer, pero siempre acaba por llegar.
En casa, tenemos lavanda y solemos tener unos saquitos llenos de esta planta en cajones y armarios. En los míos, funcionarían mejor si me acordase de estrujarlos de vez en cuando.... pero esa es otra historia.
En la que os cuento hoy, os puedo resumir que esto fue lo que pasó por mi cabeza: fieltro + saquitos + lavanda y ¡a trabajar!



Rellené los saquitos con una mezcla de lavanda y un poco de arroz, para darle un poco de peso y ayude contra la humedad. Además al ser en este formato "aplastado" creo que son un poco más cómodos para meter en los cajones... ¿Qué os parece?

6 de marzo de 2015

Finales felices

Después de muchos años como lectora se puede decir que he adquirido algunas manías. Una de ellas es que me gustan los finales felices y si no puede ser feliz, porque no todo siempre va a acabar bien en esta vida, al menos que sea un buen final.
Esto ha hecho que con el paso de tiempo mi tendencia lectora se decante hacia ciertos géneros. Por un lado novela romántica, donde siempre encontraré finales felices en los que triunfa el amor y la novela policíaca, de suspense  o similar, donde no siempre todo acaba felizmente pero siempre habrá un final donde se resuelve el caso.
Lo que no soporto son los malos finales: finales demasiado abiertos, donde quedan muchos cabos sueltos por resolver, finales abruptos donde en un par de páginas se resuelve todo casi sin darte cuenta, finales extraños que no se entiende de donde salen…

Otra de mis manías es evitar todo lo que pueda los “novelones”. Para mí un novelón es una novela con muchas páginas donde se cuenta las aventuras y sobre todo las desventuras de uno o varios protagonistas a lo largo de los años. Por ejemplo, Los pilares de la tierra es un novelón, El pájaro espino es otro, La catedral de mar… Seguro que con estos títulos entendéis lo que quiero decir.

Bien ¿y qué pasa cuando juntamos un novelón y un mal final? Pues que yo me pillo unos cabreos tremendos. Y me gustaría saber si soy la única loca que se lo toma tan mal. Porque a ver, te pasas más de 500 páginas, sufriendo con los personajes, llorando con los personajes, esperando que los pobres se recuperen y salgan adelante, y al final… y al final… ¡nada! ¡Te quedas peor de lo que estabas! ¿¿Veis cómo me pongo solo con pensarlo!! Obviamente todo esto es muy personal y lo que a mí puede parecerme inacabado o que podría ser de otra manera a otros podría parecerle perfecto. Pero, ante la duda, prefiero evitar este tipo de novelas. 

Todo esto me vino a la cabeza mientras leía el libro que os mostraré a continuación. Es uno de estos novelones que os comentaba antes y que empecé sin saber lo que leía porque de saberlo no lo hubiera ni empezado. En este en concreto la protagonista indiscutible es Selene, quien a lo largo de las páginas de esta novela va en busca su destino. 
Por supuesto no os voy a decir nada del final eso tendréis que averiguarlo vosotros mismos si os gusta. Solo os digo que, de momento, voy a darle una oportunidad a otro libro de esta autora titulado La adivina, donde continúa la historia de uno de los personajes secundarios de este libro. Os dejo la reseña.

Barbara Wood: El fuego de la vida
Selene creció en Antioquia, una ciudad pujante, microcosmos del vasto Imperio romano, bajo la amorosa protección de Mera, la mujer que la inició en los secretos de la sanación. Pero Mera no pudo revelarle el enigma de su nacimiento ni protegerla de los designios del amor, cuya búsqueda emprenderá Selene en un largo viaje a través de los grandes centros de la civilización.

3 de marzo de 2015

Disfruta de las pequeñas cosas

Otro mes más y otro cuadrito acabado del sal Stoney Creek, que estoy haciendo con el Foro Bordando Juntos.
En la etapa de febrero la labor ha sido facilita con este simpático búho de protagonista. Y otra vez más con un mensaje muy aconsejable para todo el mundo: ¡disfruta de las pequeñas cosas!

Con este cuadro, llegamos a la mitad del sal y aquí os enseño como va. Así que todo el mundo a disfrutar y en breve espero acabar el cuadro correspondiente a marzo!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...