11 de mayo de 2013

Deborah Harkness

Después de los libros de misterio y suspense, las novelas de vampiros y demás seres sobrenaturales, son los siguientes en mi lista de libros favoritos para tardes aburridas. Afortunadamente para mí, parece que están de moda, así que hay montones y montones de series de historia con esta temática para que pueda elegir.
Este libro que os traigo hoy, tiene vampiros, además de magia, algo de misterio, dolor, historias de amor y buenos personajes. Son tópicos que podemos encontrar en muchas de otras historia pero este es también un libro mágico porque engancha desde el primer momento. Yo solo lo estaba ojeando y acabé leyendo entero casi de un tirón.
Como siempre, hay gustos para todo, el peor fallo que le encuentro a este libro es que se trata del primer libro de una trilogía que todavía no está acabada. El argumento no se queda cerrado del todo, aunque se puede disfrutar igualmente. 
La historia nos presenta a Diana, una joven sobradamente preparada que se encuentra en Inglaterra haciendo una investigación sobre su especialidad como historiadora: la alquimia. Pero Diana es mucho más de lo quiere aparentar, es una bruja que rechaza su legado por considerar que la magia solo puede traer dolor. Sin embargo, es difícil renunciar a lo que uno es, y, aunque no lo quiera, la magia siempre está a su alrededor. En esa biblioteca, encuentra un libro muy especial, aunque ella no lo sabe y cuando lo toca, se desencadenan una serie de sucesos que cambiarán su vida para siempre. Sobre todo cuando conoce un enigmático y muy atractivo vampiro, Matthew, que no deja claro si es su amigo o enemigo. A partir de aquí empieza una historia muy extensa, que tiene algunos altibajos en la trama de repente pasan muchos sucesos de forma continuada y de los siguientes capítulos son mucho más relajados con descripciones, pero para entonces ya ha logrado meterte en la historia y no puedes dejar de leer hasta el final. Lástima de las otras dos partes de faltan. La segunda está ya publicada en inglés, por si alguien se atreve. 

Deborah Harkness: El descubrimiento de las brujas
En el corazón de la Biblioteca Bodleiana de Oxford, la apasionada historiadora Diana Bishop se topa en medio de sus investigaciones con el manuscrito identificado como Ashmole 782. Descendiente de un antiguo linaje de brujas, Diana intuye que el manuscrito está relacionado de alguna manera con la magia, pero no quiere tener nada que ver con la brujería. Y después de tomar algunas notas sobre sus curiosos dibujos, lo devuelve sin perder más tiempo a las estanterías. Lo que Diana no sabe es que se trata de un manuscrito alquímico que ha estado perdido durante siglos y cuyo descubrimiento ha desencadenado que hordas de daimones, vampiros y brujas salgan a la luz de las salas de lectura de la biblioteca. Una de esas criaturas es Matthew Clairmont, un enigmático genetista, amante del buen vino y vampiro milenario, cuya alizanza con Diana se hará progresivamente más íntima y poco a poco surgirá entre ambos una relación que hará tambalear los tabúes asentados desde hace tiempo en un mundo secreto y encantado.

1 comentario :

  1. Ay parece super entretenido!!! voy a mirarlo a ver si está en la biblio y ya te cuento!!!! Un besitoooo y feliz finde!!!!

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...