16 de febrero de 2013

Brenda Novak

Otra serie más que tenía por ahí arrinconada y que me ha dado una buena sorpresa, porque me la he leído prácticamente una novela detrás de la otra y me he encontrado buscando momentos libres para poder acabarlas. La verdad es que me ha venido muy bien porque últimamente andaba algo desganada con la lectura y me ha vuelto a despertar el interés por una buena historia. 
En principio, las reseñas son bastante completas si queréis saber de que va. Nos vamos a encontrar en un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, donde pasa lo mismo que en los pequeños pueblos de aquí, je, je, todos se conocen, es muy difícil mantener algo en secreto, y los odios, sospechas y rencillas pueden ser muy peligrosos porque las personas tienden a juzgar sin conocer.
En este caso, los protagonistas son tres hermanos marcados por un suceso que está sin resolver: la desaparición del reverendo Baker hace casi veinte años, una persona amada e idolatrada por todo el pueblo y por su hija, pero que quizá no era tan piadoso y bueno como todos creían. Solamente su segunda esposa y los hijos de ella, podrían saber algo al respecto pero nunca han dicho nada, ni se ha podido averiguar exactamente que pasó. Aunque siempre habido la sospecha de que ellos lo mataron. Por su dinero.
Me estoy dando cuenta de que es bastante difícil intentar explicar porque me gustó la historia sin destripar el argumento, pero a ver si os puedo explicar lo que quiero decir. Hay una bonita historia de amor en cada una de los libros. Hay también intriga, suspense, pero en este caso, no por averiguar qué paso, puesto que lo sabemos desde los primeros capítulos, si no más bien, por ver cómo hacen los personajes para salir bien parados de las sospechas de los demás, de sus intentos de averiguar la verdad y de otras situaciones. Al final, según mi opinión se crean unas historias que pueden ser muy recomendables para pasar un buen rato leyéndolas.

Brenda Novak: Serie Stillwater

Libro 1: Silencio Mortal 

Él era el único hombre que podría hacerle olvidar el pasado.
Había un cuerpo enterrado en una granja de Mississippi y Grace Montgomery sabía quién era y por qué estaba allí. Ella sólo tenía trece años la noche en que todo salió mal. Y ahora, como entonces, no tenía más remedio que mantener la boca cerrada. Grace se había ido de Stillwater hacía muchos años para intentar olvidar el pasado y labrarse un futuro. Como ayudante del fiscal del distrito en Jackson, había logrado por fin el éxito que esperaba que le cambiara la vida. Pero no había sido así y por eso había vuelto para enfrentarse a los habitantes de Stillwater, muchos de los cuales sospechaban la verdad.
El viudo Kennedy Archer era uno de ellos. Se presentaba a alcalde y tenía que alejarse todo lo posible de la irresistible Grace. Sus enemigos estaban cada vez más cerca de descubrir lo que pasó en realidad… y eso podría arruinarlos a los dos.

Libro 2: Acusación Mortal

El reverendo Barker había desaparecido hacía diecinueve años, y los habitantes de Stillwater estaban convencidos de que había sido asesinado por su hijastro, Clay Montgomery.
La inspectora de Chicago, Allie McCormick, experta en casos antiguos, había regresado a Stillwater para trabajar con la policía de allí. Así, cuando los poderosos enemigos de Clay unieron fuerzas para meterlo entre rejas, Allie sintió que su deber era descubrir la verdad. Su instinto le decía que él no había asesinado al reverendo Lee Barker.
Clay era un hombre sombrío con muchos secretos, pero sólo tenía dieciséis años entonces. Y no era un asesino a sangre fría. Al menos, eso era lo que creía Allie… hasta que encontró pruebas de que tras la conducta aparentemente piadosa del predicador se escondía el corazón de un monstruo. Y entonces no pudo por menos de pensar si no se habría hecho ya justicia.



Libro 3: Verdad Mortal 

El padre de Madeline Barker había desaparecido hacía veinte años. En contra de lo que todos creían, ella estaba convencida de que su madrastra y hermanastros no tenían nada que ver con ello. Pero el descubrimiento del coche de su padre, probaba que éste no se fue del pueblo conduciendo. Peor aún, la policía encontró cosas en el maletero que parecían dar a entender que en ese caso había algo más que un asesinato.
Madeline, que había agotado ya los demás recursos, decidió contratar a un detective privado, aunque eso no le gustara a la policía ni a su familia. Y cuando el detective Hunter Solozano empezó a descubrir cosas perturbadoras, alguien del pueblo se mostró decidido a acabar con la búsqueda de la verdad de Madeline. Y eso significaba acabar con ella. Para siempre.


2 comentarios :

  1. Con el resumen que nos haces incita a leerselos, creo que cuando termine con los que estoy me voy a animar.
    Besos Montse.

    ResponderEliminar
  2. Guapi, te he dejado un premio en mi blog.

    Un saludo

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...