19 de enero de 2013

Sophie Kinsella

Estas dos obras son novelas románticas chick lit, algo así como comedia romántica si nos estuviésemos refiriendo a una película. Reconozco que este tipo de novelas no me atrae demasiado, y eso, que en teoría, sería fácil empatizar con las protagonistas, que suelen ser mujeres más o menos jóvenes, de hoy en día, intentando triunfar en la distintas facetas de su vida y, la mayoría de las veces, con poco éxito, y otras, descubriendo que lo que parecía una vida perfecta, no lo era tanto. La verdad es que suele haber meteduras de pata monumentales, situaciones vergonzosas y malos ratos en general, que por muy divertidos que puedan parecer desde fuera no soy capaz de soportar. Lo siento, supongo que es porque ya he tenido mi buena de dosis de ellos en la vida real.
Aunque debo reconocerle a esta autora argumentos originales, personajes principales muy creíbles y escenas cómicas, divertidas, ligeras, sin regodearse demasiado en lo vergonzoso de esa situación. En las dos novelas me atrajo la historia que se vislumbraba en la reseña y acabé por leerlas. Pasé un buen rato, sinceramente. Como las comedias románticas del cine, me gustó la historia de amor y desamor, las venturas y desventuras de los personajes, los enredos en los que se ven metidos… pero no lograron cambiar mi forma de pensar: siguen sin gustarme demasiado este tipo de novelas. Sin embargo, como hay gustos para todos, os dejo los argumentos por si queréis tener vuestra propia opinión.

¿Te acuerdas de mí?
¿Y si un día abrieras los ojos y, de repente, tu vida fuese perfecta? Por increíble que parezca, a Lexi Smart ese sueño se le ha hecho realidad. Tenía un trabajo mal pagado, los dientes torcidos y una vida sentimental desastrosa cuando, una mañana, se despierta en una cama de hospital y descubre que su espléndida dentadura deslumbra como en un anuncio de dentífrico, sus uñas presentan una manicura inmejorable, y su ropa y complementos son los de una mujer muy rica. Y, por si fuera poco, está casada… ¡¡¡con un desconocido!!! Superada la gran sorpresa, Lexi se propone disfrutar de su nuevo yo, con lo cual podrá comprobar de primera mano las ventajas e inconvenientes que puede acarrear una inesperada vida perfecta.

No te lo vas a creer

Has tomado una copa de más y hablas por los codos, sin parar, y cuando por fin levantas la vista, unos ojos oscuros y penetrantes te observan atónitos, fascinados y... ¡muy interesados!
Después de asistir en Glasgow a una desastrosa reunión de trabajo y de tomarse un par de vodkas, ¿o fueron tres?, para levantar el ánimo e infundirse valor, Emma Corrigan se sube por fin al temible artefacto volador para regresar a Londres. El vuelo resulta especialmente movido; algunos pasajeros gritan, las azafatas se abrochan los cinturones con caras lívidas, y Emma se agarra desesperadamente a los brazos de su asiento. Presa del pánico, de su boca empiezan a brotar todos sus secretos, sus sueños más ocultos y sus deseos más inconfesables, que van a parar a oídos del silencioso pasajero que, inmutable, la escucha sentado a su lado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...