17 de enero de 2013

Funda para libro electrónico

Este es el mes de mi cumpleaños así que decidí que me merecía un regalo. ¿Y quién mejor que yo iba a saber lo que quería? Je, je, así que como nadie se dio por aludido a mis constantes comentarios y lloriqueos, saqueé mi hucha y me compré a mi nuevo mejor amigo: ¡¡un kindle!!
Hacía tiempo que quería un libro electrónico de verdad porque el que compré hace dos años, por ignorancia mía y del vendedor que me dijo que sí, que sí que es lo que necesitas, me compré un libro electrónico de TFT, que es lo mismo que leer en el ordenador. Ahora ya tengo un libro de tinta electrónica de verdad y estoy en el proceso de aprender a manejarme con él.
La primera sorpresa que me encontré cuando lo saqué de la caja fue encontrarme con un aparato con una apariencia bastante frágil. Lo primero que pensé cuando lo tuve entre mis manos fue: "si se me cae lo mato". Lo siguiente fue "necesito una funda". Y después de comparar precios de fundas a través de Internet, continué pensando "¿y no la podré hacer yo?".
Pues sí, se puede y hay muchas ideas a través de Internet. No me he molestado siquiera en hacer un tutorial porque encontré una página donde lo explican de forma maravillosa. Se llama Por cuatro cuartos y aquí os dejo el enlace del tutorial en cuestión.
Lo que vamos a necesitar es un libro de tapa dura, de un tamaño un poco más grande que el ebook, goma elástica, y pegamento.
Encontré mi candidato en el fondo de una caja, lo compré hace más de 10 años en una tienda de libros de segunda mano porque estaba estudiando el periodo medieval en literatura y me pareció interesante, pero después de tanto tiempo nunca he llegado a pasar de la segunda hoja. Así que le llegó la hora del reciclaje y no sin cierta pena.

Tal como indica el tutorial, retiré las paginas del libro, me quedé con las guardas para forrar un trozo de cartón, sobre el que coloqué las gomas. Mi único cambio con respecto al tutorial es que como el cartón era demasiado fino y se curvaba, le pegué otro por detrás y de este modo quedó más rígido y también fijó los elásticos. Y que en vez de usar pegamento, usé la pistola de silicona para pegar el cartón a las tapas y así todo fue más rápido.
Tarde más o menos un cuarto de hora en hacerla y ya tengo mi libro protegido por esta funda. Quizás podría hacer escogido otro libro con portada más bonita o esperar y comprarme unas gomas negras para que no destacase tanto pero no pude esperar. Como veis no quedó del todo mal (aunque sé que podría haberme esmerado algo más) y se puede leer con la funda puesta bastante bien.
En la misma pagina hay otro tutorial, aquí, donde explica como hacer algo similar con tela y fieltro. Lo tengo marcado en favoritos como una labor futura para hacerlo con más calma y más cuidado.

4 comentarios :

  1. Me parece genial la idea y te ha quedado muy bien. Yo también tengo un ebook y no lo cambio por nada, me encanta tu funda!!!

    ResponderEliminar
  2. Es una gran idea, me encanta. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Es una buena idea, de hecho yo la hice servir para hacerle una funda a mi tableta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado genial y las gomas están muy bien, no importa que sean blancas. Enhorabuena

    Un saludito

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...