6 de mayo de 2012

Invasión de hormigas

Como todas las primaveras, otra vez han vuelto las hormigas. Pero este año parecen que han venido con refuerzos. Y es que no es normal, ayer al llegar a casa me encontré con mi madre en la cocina esgrimiendo el bote de insecticida como un arma mortal y chorreando a todo lo que se moviese con el spray. Al parecer,las hormigas habían entrado por algún sitio aún por determinar y habían atacado un trozo de carne que estaba en la encimera a medio descongelar. No sé que daba más miedo, si las hormigas, si el cabreo de mi progenitora, o los efluvios contaminantes del insecticida, porque a las hormigas no sé pero a mí casi me matan.
Así que hay que tomar medidas: o nos comemos las hormigas (ya que ellas directamente se te meten en el plato) o más vale que no aparezcan por aquí. Siempre queda la opción de eliminarlas con algún cebo químico, pero de momento no son dañinas solo son altamente molestas.
He estado buscando por Internet para ver si había algún truco casero, natural y contundente y he encontrado algunas recomendaciones. Obviamente, en todos los casos, lo primero se que se aconseja es prevención, es decir, nada de dejar cosas de comer, sobre todo dulces, a su alcance, es demasiada tentación. Si aún así continúan de visita, esto es lo que he encontrado:

Por lo visto, parecen que son sensibles al olor porque la mayor parte de los trucos consiste en rociar las entradas a la casa o los sitios donde están frecuentemente con elementos que desprenden un olor característico, los más comunes y apreciados serían utilizar canela, clavo de olor (tanto molido como entero),  o pimienta roja ( yo la conozco más como cayena). Son especias comunes y bastante económicas así que ya he probado con la canela. Las hormigas se fueron pero no sé si fue por la canela o es que fueron a buscar arroz para hacer un postre.

Otro consejo, aparte de las especias, sería el uso de plantas aromáticas como salvia, romero, menta, mejorana, ruda, hierbabuena,  lavanda, orégano. A veces hablan de usar sus hojas en alacenas, armarios o encimeras y, en otras fuentes, hablan de las propias plantas en el exterior de la casa, en la terrazas o porches como método de disuasión. No es mala idea, si funciona genial y si no nos sirven de ambientador natural o condimento en la cocina. Todo sirve.

Otros consejos: se recomienda el uso de vinagre, limón o agua con sal rociando las zonas de entrada para evitar su paso. He leído que también puede ser efectivo fregar con lejía pura el lugar donde se pasean las hormigas. Esto creo que empieza a oler no también como lo de antes, pero si es efectivo daría un poco igual.
Y, si todo esto no funciona y las hormigas empiezan a ser un problema, queda la solución de usar un cebo químico que promete no solo matar a la hormiga invasora sino toda la colonia puesto que las contamina de alguna manera. O, si la desesperación es absoluta, llamar a los profesionales… De momento, voy a apostar por los trucos caseros, ya veremos como funcionan.

2 comentarios :

  1. Acabo de leer este post, y me he reído bastante, has descrito lo que pasé el verano. Probé fregar con lejía, la canela, maizena ( porque leí que son alérgicas a la harina de maiz ) Y si me dio resultado, pero era una guarrería que acabé por cambiarlo por los cebos químicos.

    ResponderEliminar



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...