12 de noviembre de 2011

Juliette Benzoni

Según las reseñas, la serie prometía aventuras, suspense y romance. Todo ello de la mano de una prestigiosa autora francesa de novela histórica, cuyas narraciones parecen recordar a las de Alejandro Dumas. Me froté las manos. A mí me encanta la novela histórica, y no digo nada las de suspense y además me gustan las novelas de Dumas. Así que empecé a leer.
Y como hace mucho tiempo que no leo a Dumas no recordaba la tendencia que tenía de liarse con historias de personajes secundarios cada dos por tres antes de volver a la trama principal. A mi parecer esta autora le pasa lo mismo y a veces parece que se lía con una historia que no tiene que ver con la principal pero que al final resulta que sí, y la forma de narrar a lo mejor no es tan directa como puede ser otras novelas de la misma temática de otros autores contemporáneos. Pero si esto no nos molesta y seguimos leyendo, la verdad es que he encontrado una serie entretenida, que nos lleva de viaje por la Europa de principios del siglo XX, justo después de la 1º guerra mundial, donde vemos como los países están tratando de recuperase después del desastre y también vemos como se empieza a vislumbrar lo que vendrá después.
La verdad es que las reseñas oficiales que acompañan a los libros no son muy informativas. Esta serie cuenta la historia de Aldo Morosini, príncipe veneciano, que tras regresar a su amada Venecia después de haber estado prisionero durante la guerra, se encuentra que todo ha cambiado, su madre ha sido asesinada para robarle una joya familiar que le era muy querida y está en prácticamente en la ruina. Aldo jura averiguar que es lo que ha pasado, vengar a su madre y recuperar la joya. Pero lo primero es lo primero y tiene que convertirse en anticuario para ganarse la vida.
Cuando por fin se establece y empieza a investigar sobre la joya desaparecida y el asesinato de su madre, recibe una invitación para conocer a un extraño personaje al que llaman el cojo de Varsovia, que le explica que la joya, junto con otras tres, formaban parte pectoral del Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén y que fueron robadas durante un saqueo a este templo. Son joyas malditas que atraen la mala suerte sobre aquellos que las poseen y que deben de ser reintegradas a su posición original para que dejen de estarlo y poder devolver la libertad al pueblo judío.
Aldo consiente en ayudar a este personaje en su búsqueda y así comienzan las aventuras que abarcan los cuatro libros. En cada uno tiene que recuperar una de las joyas.
Durante esta búsqueda se encuentra con diferentes personajes y situaciones, personajes que le ayudan, otros que interfieren constantemente en su camino, algunos abiertamente y otros que no son lo que dicen ser.
Personalmente, el personaje de Aldo Morosini, al principio no era muy de mi agrado, mientras leía hubo ocasiones en que no podía dejar de pensar, “pero será tonto…” porque será muy noble, muy valiente y muy honesto, pero ve una cara bonita y se vuelve tonto perdido. Luego parece que madura. Sin embargo, los personajes secundarios son absolutamente fascinantes, el egiptólogo medio loco, que adora la velocidad y es capaz de abrir cualquier cerradura, la cocinera y su marido que son como padres para Aldo, la tía abuela anciana y su secretaria, a las que no se le escapa ni una y son una fuente inagotable de información …
En definitiva, cuatro libros, para leer todos seguidos, como hice yo, o por etapas, en los que metes dentro de una típica búsqueda del tesoro donde vamos viajando con los personajes a través de distintos países, donde conocen a otros personajes que les van contando las historias del pasado que necesitan para desentrañar los misterios de las joyas perdidas, y donde, obviamente, tendrán que enfrentarse con los malos… Entretenido.

Serie Las joyas del Templo

Libro 1: La estrella azul

Una historia plagada de misterios, suspense, traiciones y romances.
Aldo Morosini, príncipe veneciano y anticuario, recibe de un misterioso personaje el encargo de recuperar las cuatro piedras que faltan del pectoral del Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén. Intriga, misterio y romance en una apasionante saga que se desarrolla a fines de la Primera Guerra Mundial, por la autora de novelas históricas más popular de Francia.

Libro 2: La rosa de York

Poco antes del otoño de 1922, el príncipe veneciano Aldo Morosini —anticuario y experto en joyas antiguas— es abordado por Simon Aronov, apodado el Cojo de Varsovia, quien le encomienda la misión de recobrar cuatro piedras preciosas robadas durante el saqueo del Templo de Jerusalén. Según la tradición, su recuperación permitirá a los hijos de Israel regresar a su tierra.

Libro 3: El ópalo de Sissi.

Tercer volumen de la apasionante serie Las joyas del Templo, iniciada con La Estrella Azul y seguida de La rosa de York. En esta serie, Aldo Morosini, príncipe veneciano y anticuario, ha recibido de un misterioso personaje, apodado el Cojo de Varsovia, el encargo de recuperar las cuatro piedras sustraídas del pectoral del Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén. En esta tercera parte, El Ópalo de Sissi, la búsqueda transcurre entre Viena y los Alpes Suizos, en una trama histórica plagada de misterios, suspense, traiciones y romances.

Libro 4 - El Rubí De Juana La Loca

En 1922, el príncipe veneciano Aldo Morosini recibió de Simon Aronov, el Cojo de Varsovia, el encargo de recuperar las cuatro piedras sustraídas del pectoral del Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén. Ahora, en esta cuarta parte de la saga Las Joyas del Templo, Morosini debe encontrar la última de esas piedras preciosas, en una búsqueda frenética que lo conduce a lugares tan dispares como Madrid, Venecia, Praga, Bohemia y Zúrich.

No hay comentarios :

Publicar un comentario



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...